Cobaya vs Cobaya

El día 5 de Diciembre me transformaré en cobaya. No soy Gregorio Samsa, ni he salido de la mente de Kafka para mutar en insecto.

Me enchufarán a una máquina durante 7 horas para extraer mis linfocitos T e intentar educarlos para que no ataquen a mis, ya maltrechas, células del páncreas responsables de la producción de insulina. Puede ser un primer paso para la prevención y mejora de las condiciones de vida de muchos diabéticos tipo I que dependen de la insulina exógena para poder vivir.

Me he presentado voluntario y, los riesgos, aunque imposibles de prever dado lo novedoso de la técnica, son mínimos. Lo he tenido fácil.

Escribo esto porque la lectura de un articulo en uno de esos suplementos que acompañan los periódicos dominicales, me ha dejado, cuanto menos, dándole vueltas a la cabeza sobre estos temas. Hablaba de la experimentación que muchas empresas, universidades y laboratorios hacen con animales. Ratones, cerdos, monos, gorilas, pero también caballos y perros. De hecho, es un modelo de negocio de exito para una empresa italiana, Green Hill, que por un “módico” precio, que ronda los 450-900€, te envían un perro de la raza beagie a cualquier parte del mundo.

Beagle
Raza Beagie

En España utilizamos 900 mil animales para experimentación en pro de los avances de la industria y la medicina. “Los necesitamos para salvar vidas” – dicen algunos. “Son sometidos a brutales pruebas y se juega con su sufrimiento” – dicen los otros. Está claro que entre el el blanco y el negro hay infinidad de tonalidades de gris. La empresas que desarrollan cosméticos, someten a brutales test a estos animales con el único beneficio que puede tener para el ser humano un mejor maquillaje o champú. En el otro lado, está el dato de que la insulina, que salva millones de vidas hoy en día, se descubrió investigando con páncreas de perros y que tres de cada cuatro premios nobeles investigan, o lo han hecho en algún momento de su carrera, con animales.

¿Qué pensar?. Yo mismo me hago esa pregunta. Cierto es que se seguirá investigando, y que se seguirán utilizando animales en estas investigaciones. Sinceramente, no creo que esto cambie. Quizá el “quiz” de la cuestión esté en vigilar y poner medidas para limitar los campos dónde se utilicen, y asegurar que las condiciones de cría y utilización sean las adecuadas y tengan en cuenta que el sufrimiento de estos animales no debe ser gratuito. No todo vale.

Al menos, a mi me han pedido permiso…

El Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde

Hace unas semanas leí como Walt Disney compraba LucasFilm y lo primero que se me vino a la cabeza fue….¿qué va a ser de la Guerra de las Galaxias?. ¿Más pelis?….

Independientemente de lo que los señores de Walt Disney consideren hacer, ya que a fin de cuentas la empresa es ahora suya, me entraron ganas de volver a ver las películas con las que tanto he disfrutado años atrás, cosa que no hice, pero si que este hecho me hizo pensar acerca de una de las bases de la historia.

Palpatine
Skywalker

En aquellos tiempos era el canciller Palpatine el que dominaba la galaxia y ostentaba el poder, y por muchos intentos de los diferentes senadores para que se les devolvieran sus poderes especiales, el Canciller se negó. ¿Qué hacer entonces?. ¿Abandonar el Senado Galáctico? ¿Fundar una “Alianza Rebelde”?. Eso fue exactamente lo que ocurrió. ¿Con qué fin?. Sumar fuerzas. Luchar contra el Imperio e instaurar de nuevo la República.

Queda implícito que el objetivo de la Alianza era la lucha, pero las luchas desgastan, y de eso no se libró ni la Alianza. La clave para que no fracasase estuvo en una persona, un líder, que fue el que consiguió aglutinar intereses y tender puentes para que la lucha se dirigiese hacia un punto concreto y no se perdiera en disputas internas, traiciones e intereses propios.

¿Puede una persona o un grupo de ellas desnivelar tanto una balanza?.

Yo creo que sí.

La periferia y los cinco minutos

De viaje por lejanas tierras, leí las palabras del Sr. Olivier Blanchard refiriéndose a España como país de la periferia de Europa. Bien mirado,  es cierto que nos encontramos en el contorno de un círculo o cualquier figura curvilínea y qué somos el límite exterior de la UE. Hasta ahí nada que decir.

Lo malo que tiene leer (si es que tiene algo malo) es que uno no puede interpretar la entonación de las frases, que si bien, gramaticalmente son idénticas, pueden arrojar diferentes significados. Anda que no habrá habido malos entendidos entre amigos, parejas o familiares por un sms, e-mail, whatsapp o similar, intentando quedar de gracioso….y yo el primero….

Olivier Blanchard

Imaginémonos que el Sr. Blanchard, y Dios me libre de pensar mal, entonó su afirmación de forma que el significado de periferia virase en otro sentido. Opciones muchas: que si dónde nosotros estamos la atracción del Sol es mucho más débil, que si estamos en el borde de su campo visual, que si bailamos como electrones en órbitas alrededor del protones y neutrones, que si somos los que potencialmente tenemos que abastecer de materia prima a los países del núcleo….vaya usted a saber…

Una cosa está clara, que después de hablar con mucha gente de muchos lugares diferentes, puedo afirmar sin sonrojarme que, eso que dicen en Silicon Valley de qué “siempre tengo cinco minutos para ti”, no se puede aplicar en este, nuestro periférico país. Igual por eso  ……  na, seguro que no es por eso……